miércoles, 22 de octubre de 2014

Los cambios son buenos

Muy buenas a todos,


  Como bien dice el bueno de Darwin, la respuesta a los cambios es lo que hace avanzar y eso llevo meditando desde hace mucho.

  La creación de este blog hace ya más de cuatro años seguía un objetivo claro y era entrar en el mundo del rol para presentar mi punto de vista. Tenía la utópica e irreal idea de poder escribir todos los días y si no, como no, al menos un par de entradas a la semana. Buscaba hablar de rol, teoría del rol, aplicaciones, experiencias y ejemplos... y en cierto modo así comencé, además de buscar noticias relacionadas con el mundillo.

  Tras ir pasando el tiempo, la realidad iba poniéndome en mi sitio haciendo que no escribiese todo lo que creía que podía, bien por procastinación, por desidia directamente, por falta de tiempo real o, ¿por qué no decirlo?, por falta de ideas. Pero durante un tiempo pude exponer algunas ideas, colgar una aventura y exponer cómo la hice o plantear algo de filosofía rolera, amén de un par de reseñas de juegos.

  Y la cosa fue decayendo, por dos razones: la primera era la escritura de la tesis doctoral y la segunda era la escritura de un juego de rol e intentar impulsar el blog asociado a ese juego. Eso me hizo plantearme en qué volcaría mi tiempo dentro del Hacedor de Dados y empezó a llamar a la puerta una de mis pasiones: el género de ciencia ficción y la ambientación de Warhammer 40.000 encarnada en el juego Dark Heresy. De este modo "sucumbí" a la "maldición" de los Actual Play y empecé a escribir lo que ocurría en mi campaña, Guerras Ofídeas, actualmente parada e inconclusa, dejando de lado casi todo lo demás... a parte de unos pequeños escritos relacionados a modo de inicio de novela, que se pueden encontrar en la página de "Relatos" de este mismo blog.

  Todo esto, me lleva a la actualidad y es que añoro los viejos tiempos pero deseo aumentar mi incipiente destreza escribiendo. Para ello he pensado abrir otro blog para migrar a ese todas las entradas de narrativa y novelescas que tengo en este y así dejar el lado literario bien separado y delimitado y volver a escribir en el Hacedor sobre rol. Pero ¿qué me gustaría escribir? pues artículos de opinión no, sino que quiero volcarme en las reseñas de juegos y material rolero, en ayudas, en algo de filosofía, en remozar y dar mi visión de la teoría del rol... vamos, retomar las bases pero además enfocarlas.
¿Y que implica eso? pues que quiero hacerlo bien, por tanto, que si ahora el bolg está muerto virtualmente, pues que seguirá asi hasta ir teniendo entradas decentes para publicar, es decir, trabajadas, bien redactadas, leídas con tranquilidad y con bases y datos.

  Bueno, no se qué pensaréis los pocos que me seguís, pero este pequeño lavado de cara se hace ya completamente obligatorio.

Nos leemos...

domingo, 19 de octubre de 2014

Absinthium en descarga

Muy buenas a todos,



 Aquí está el enlace para descargar la aventura para Walküre titulada Absinthium.



En ella podréis ser un equipo de nipones con una misión de contrainteligencia frente a una situación dada tras la catástrofe del tsunami que arrasó parte de Japón en el 2013 y que posteriormente provocó daños irreparables en la central nuclear de Fukushima... ¿o no?

Espero que os guste.

Por cierto, esta aventura está bajo licencia CC-BY-SA 4.0 y además el propio juego lo podéis obtener aquí y aquí.

Un saludo.

sábado, 11 de octubre de 2014

Absinthium

Buenas a todos:

El día 9 de este mes se publicó la primera de varias aventuras enmarcadas dentro del mecenazgo de Walküre en Verkami.

Esta se titula Absinthium y está escrita por un servidor. Ha sido publicada con licencia CC-BY-SA 4.0 y en breve la pondré en este blog para descarga y poder ver qué os parece.

En esta aventura, los jugadores formarán parte de la contrainteligencia japonesa actuando tras la catástrofe de Fukushima en 2011. Tras el tsunami generado por el terremoto, los satélites espías rusos encuentran algo que les llama la atención... y las autoridades japonesas tienen claro que nada ha de trascender.

Espero que os guste

Un saludo.

martes, 22 de julio de 2014

Inquisición de Warhammer 40.000 (III)


Líneas de Pensamiento.



   Además de estas dos grandes facciones, dentro de cada una existen corrientes diferentes, por tanto no todos los puritanos son iguales de inflexibles ni todos los radicales son tan peligrosos. El hecho de que existan corrientes, hace pensar que las bases son interpretables y que las filosofías pueden ser más complejas de lo que a priori parece. También se observan rivalidades entre estas corrientes y luchas tanto de poder como de influencia.

   Las líneas mayores de pensamiento dentro de los Puritanos son Monodominantes, Thorianos y Amalteanos, mientras que en el interior de los Radicales podemos encontrar Xanthitas, Istvannianos y Recongregacionistas. Si bien son estas las líneas mayoritarias dentro de cada facción y son líneas que se pueden encontrar a lo largo y ancho del Imperio del Hombre, en cada sector existen líneas minoritarias que conviven con las anteriores y que no tienen por qué ser conocidas fuera de sus límites.

    Comencemos por los Puritanos y en concreto los Monodominantes. Esta línea de pensamiento nace a partir de un voluminoso tratado publicado en el 300M33 por el inquisidor Goldo, titulado “Monodominación, el derecho del hombre de gobernar la galaxia en nombre del santo Emperador”. En este libro, Goldo plasma una importante cantidad de experiencias y comentarios atesorados en los alrededor de 400 años al servicio del Imperio. Al final postula que la única forma que tiene un leal súbdito del Emperador de sobrevivir en esta galaxia es destruyéndolo todo. En esa época, esta visión abiertamente pesimista cosechó pocos seguidores y fue atribuida a que el anciano y devoto inquisidor sufrió una pérdida de fe en la capacidad de la Humanidad para prevalecer sobre el resto de amenazas existentes. Centurias más tarde, otro inquisidor, Jereminus de Paelutia, revisó el tratado de Goldo y le dio otro enfoque, ayudando así a calar entre las filas inquisitoriales.

    El objetivo final de los monodominantes es destruir completamente y para siempre a cualquier enemigo del Emperador. Así de simple. Esto implica que no tienen ninguna tolerancia con cualquier tipo de comportamiento veleidoso, no hay excusa alguna frente a la herejía, ni con su contemplación ni complicidad alguna. Es herejía las mutaciones y mutantes, desviaciones religiosas, alienígenas, psíquicos y cualquier otra cosa que no se ajuste al concepto de súbdito leal del Imperio y solo existe un tipo de castigo contemplado por la doctrina monodominante: la muerte. 
   
     Los monodominantes observan la vida como una continua lucha de la Humanidad por la supervivencia y consideran que si eliminan una cantidad suficiente de alienígenas, mutantes, psíquicos y herejes de la faz de la galaxia, la humanidad tendrá la posibilidad de prevalecer y ascender a una posición de superioridad y poder frente al restos de seres. De este modo, los integrantes de esta línea de pensamiento suelen ser hombres y mujeres militantes de organizaciones bastante radicales que se encuentran en el seno del Imperio y del Ministorum, como pueden ser las órdenes Redencionistas o ramas ultraortodoxas de la Eclesiarquía. También suelen ser personas relativamente jóvenes que ingresan en las filas de las Ordos con sus cabezas llenas de ideales y con el Credo Imperial grabado a fuego. Muchos, según pasan los años relajan sus actuaciones y algunos hasta pueden llegar a cambiar de línea de pensamiento, pero existen inquisidores de rancio abolengo que abrazan la monodominancia hasta el fin de sus días. En su forma de actuar suelen ser los más beligerantes y los que utilizan las herramientas del Imperio de forma más expeditiva, además de fomentar la xenofobia y ensalzar los odios frente a lo diferente como herramienta de presión social frente a la herejía. 

    Dentro de los anales inquisitoriales de los diferentes sectores, son los que más veces actúan utilizando destacamentos completos de la Guardia Imperial o de la Flota, así como lo que más rúbricas de Exterminatus han plasmado y más pogromos y purgas han liderado.


     Algunos inquisidores Monodominantes son: Goldo, Jereminus de Paelutia, Commodus Voke, Schongard, Lyko, Hand, Reiker, Rykehuss, Al-Subaai.

martes, 1 de julio de 2014

Inquisición de Warhammer 40.000 (II)

Ideología




   Si bien todo inquisidor asume como fin combatir a los enemigos de la Humanidad, existen corrientes ideológicas dentro de la Inquisición y estas ideologías o filosofías de actuación están muy relacionadas con los mandatos de la carta fundacional del Dios-Emperador y de cómo llevar a cabo su trabajo.

     Estas líneas de pensamiento se conocen dentro de la propia Inquisición como facciones y aunque más de un docto podría decir que hay tantas facciones como inquisidores, la realidad es que se puede observar una serie de características que ayuda a agrupar estas filosofías en dos grandes facciones: puritanos y radicales.
    Los puritanos son aquellos inquisidores que asumen la Palabra de la Eclesiarquía como verdadera y consideran al Emperador como un Dios, preservan los valores tradicionales del Imperio y los enseñados por el Ministorum, considerando que la única forma de combatir al enemigo es siguiendo la senda de la Virtud Moral y de la voluntad del Dios-Emperador, asegurando así la esencia del Imperio creado por el Emperador. Los radicales enfocan su trabajo desde la perspectiva opuesta, considerando que los juicios del Emperador son el fin y que la forma de llevar a cabo su trabajo no está encorsetada en unas creencias, sino que ha de ser libre para poder conseguir el fin que recae sobre sus hombros, que es luchar contra el Enemigo de la Humanidad.

      La base ideológica de las dos facciones choca directamente y eso se traduce en enfrentamientos entre seguidores de una y otra ideología, pero no solo en debates acalorados dentro de las Cábalas u Ordos, sino en declaraciones de Traitor Excomunicatus entre ellos por actuaciones generadas por un celo exacerbado. Esa declaración normalmente se origina entre las filas puritanas y tiene como objetivos elementos de los radicales, pero también se han dado en sentido contrario y dentro de cada facción. Algunas, tras llevarse a cabo, se pudieron descubrir que fueron completamente infundadas y que más bien se generaron por una rivalidad llevada al extremo, en vez de generarse por actuaciones heréticas.

Inquisidor Qixos en 343M41
       Los inquisidores toman de base la filosofía de sus mentores y formadores. Todos deben pasar una etapa como interrogadores bajo la supervisión de un inquisidor, de forma que consiguen terminar su formación y van conociendo más de la propia organización gracias a su mentor. Por ello, un mentor puritano normalmente elegirá acólitos sobresalientes y como base moral la doctrina de la Eclesiarquía para actuar como interrogadores, antes que acólitos que planteen actuaciones más heterodoxas. Pero la filosofía con la que “nace” o es formado cada inquisidor no siempre se mantiene en su mente y en su forma de actuar, sino que hay muchos casos, quizás desde el punto de vista de algunos, demasiados casos en los que un puritano vira hacia el radicalismo y casi siempre, esos cambios conllevan a que el inquisidor pase la fina frontera que existe entre un radical y un hereje. Dos de los inquisidores más conocidos que operaban en el Sector Scarus, Qixos y Eisenhorn, fueron considerados puritantos que dejaron el sendero para convertirse en radicales por sus actos y además ambos fueron decretados Traitor Excomunicatus. Quixos además fue declarado Hereticus y Extremis Diabolus en 340M41, siendo fue ejecutado por el propio Eisenhorn en 343M41. Irónicamente Eisenhorn también fue declarado como Traitor Excomunicatus posteriormente. En el sector Calixis también hay una cantidad importante de inquisidores dectretados Traitor Excomunicatus por las Ordos y estos son los Inquisidores Gelt, Arcturos y Osrinn

martes, 24 de junio de 2014

Inquisición de Warhammer 40.000 (I)

Buenas,

  Hacía mucho que no escribía nada en el blog y además hacía mucho que tenía ganas de realizar un conjunto de entradas relacionadas con la Inquisición de Warhammer 40K, así que ahora, que me veo con un poco más de tiempo, me lanzo con una serie de entradas para intentar explicarla un poco. En principio quiero que no sean muy largas pero ya veremos si respeto la longitud autopactada.

  Estructura

   La Inquisición es una organización con un papel muy importante para mantener a la Humanidad fuera de múltiples peligros y de mitigar los daños cuando esos peligros se hacen reales.

Estructura del Imperio de la Humanidad tomada de http://descansodelescriba.blogspot.com.es/


  Dentro de la organización del Imperio del Dios-Emperador, la Inquisición es un órgano que depende directamente del Senatorum, por tanto de los Altos Señores de Terra. No hay que confundirse y considerar a la Inquisición como un brazo ejecutor del Ministorum, no, en todo caso, el Adeptus Ministorum es dependiente de la Inquisición.

   Como se puede intuir, es una organización con un poder muy grande pero su estructura no es nada rígida ni pautada como pueda ser el Adeptis Ministorum o Eclesiarquía y el Adeptus Terra, sino que existen una cantidad no determinada de grupos donde los inquisidores se agrupan entorno a una idea o una función. De todas estos grupos o, como son más conocidos, Ordos, hay tres que aglutinan a la mayoría de los inquisidores y están directamente relacionadas con las tres grandes amenazas de la Humanidad: el Enemigo Interior es perseguido por la Ordo Hereticus, el Enemigo Exterior es exterminado por la Ordo Xenos y el Enemigo del Mas Allá es combatido por la Ordo Malleus
Existen Ordos menores, organizaciones de menor calado y no tan conocidas como las anteriores. Hay dos que tienen unos propósitos más concretos o más bizarros como puede ser la Ordo Chronos, encargada de controlar los desajustes temporales que puede dar lugar el viaje por el Inmaterium y evitar que personas del futuro se asienten en la actualidad y con sus conocimientos puedan generar verdaderos problemas o la Ordo Sicarius, especializada en vigilar y eliminar a los integrantes del Oficio Assasinarum que se salgan del redil.

   La Inquisición se encuentra asentada en todos los sectores del Imperio y las tres grandes Ordos tienen representantes en todos ellos, pero en cada sector, estas ordos se pueden organizar de formas completamente diferente, por ejemplo, en el Sector Scarus, cada Ordo tiene un representante máximo denominado Gran Maestre y estos rangos de importancia se ramifican a cada subsector que forma parte del Sector Scarus y pudiendo un hombre abarcar varios cargos, de forma que el Gran Maestre de la Ordo Xenos helicana es a su vez el Gran Maestre de la Ordo Xenos Scarusita. Por otro lado, el Sector Calixis, ambos en el Segmentum Obscurus y no muy lejanos uno de otro, presenta una estructura mucho menos rígida, el sector está gestionado por un cónclave de inquisidores y existe solo una cabeza visible que toma las decisiones finales y estando las tres Ordos representadas, a título individual, por cada inquisidor. La existencia de cónclaves es una práctica muy extendida y seguro que la estructura tan rígida del Sector Scarus se traduce en cónclaves en cada subsector. 
   
   Otra estructura bastante diseminada y utilizada son las Cávalas o grupos especializados en un tema en concreto. Estos grupos engloban a diferentes inquisidores, teniendo todos ellos en común un alto nivel de especialización o una gran cantidad de conocimientos sobre algún tema que es considerado por el cónclave o el representante de mayor grado del sector, relevante. La Cávala tiranista es el ejemplo claro de un grupo reducido de inquisidores dirigidos hacia el misterio de Komus, la estrella tirana. Este grupo está integrado por diez inquisidores, adscritos a las tres Ordos y todos enfocan sus esfuerzos en saber qué es Komus y cómo evitar sus malignas influencias.



jueves, 6 de marzo de 2014

Guerras Ofídeas. Encuentro

5.815.819M41



    Los pasillos de la barcaza Imperator Gloriae estaban iluminados con una gran cantidad de luces químicas y estaba llenándose de actividad. Hacía dos horas que habían salido al espacio real tras atravesar la Puerta Estelar y la rutina hacía necesario una revisión de todos los sistemas. El capitán de la barcaza, un experimentado comandante de la Armada imperial, estaba pidiendo informes de estado desde su trono de guía en el Puente de Mando y todas las secciones estaban respondiendo adecuadamente. Dentro de los hangares, que normalmente solía llevar los elementos de despliegue y las máquinas de guerra astartes, esta vez llevaba solo una thunderhawk y una parte del hangar se había acondicionado adecuadamente para la estancia de un dreadnought, cosa que aun siendo relativamente normal, lo que ya no llegaba a recordar este vetusto capitán de navío era que el lugar se acondicionase como si fuese el espacio de trabajo de un oficial y que existiese un sistema de comunicación conectado directamente a la máquina, para que su habitante pudiera estar en comunicación con cualquier persona de la nave y ya menos aún, que el habitante del sarcófago del dreadnoght fuera el oficial en jefe de los kill-teams que se encontraban a bordo.

    El sargento Agamorr fue el primero en presentarse a esta misión cuando fue presentada en la Fortaleza. Su experiencia en el Pecio espacial Ocaso con la célula de la Inquisidora Lillith le dejó marcado física y emocionalmente, tanto como que pudo ser recuperado su cuerpo justo antes de la destrucción del pecio por la actuación de esta célula. Su cuerpo estaba gravemente dañado, tenía heridas graves y miembros congelados pero él estaba en estado de hibernación y las decisiones tomadas por los acólitos en los últimos momentos facilitaron su rescate. Por todas las acciones en combate que había llevado a cabo el hermano sargento y sobre todo por su actuación en el pecio, el Capítulo consideró que si se estabilizaba y recuperaba la consciencia, sería bendecido con el enterramiento en un venerado dreadnought, en Perdición de los Xenos.

    Agamorr sufrió para que esos acólitos pudiesen sobrevivir y dejar el pecio, luchando contra una cantidad importante de elfos oscuros. La noticia de la supervivencia de todos ellos le llenó de orgullo porque significaba que su misión se cumplió correctamente y además despertó la curiosidad sobre sus destinos. Cuando los conoció eran un grupo novel de acólitos y ahora uno de ellos se presentaba como Interrogador y era el jefe de la misión. La otra razón que le empujó fue que el objetivo final de la misión consistía en buscar y eliminar toda la amenaza eldar oscuro que pudiese existir en la zona limítrofe entre el Sector Calixis y el Halo de Estrellas. Las órdenes secundarias eran que debían actuar de soporte a la célula acólita pero sin dejar de perder de vista el objetivo principal.

   Quizás por eso en la barcaza y bajo su mando, había 3 kill teams y equipo suficiente como para mantenerlos operativos tras tres meses de operaciones ininterrumpidas y se le había asignado un segundo oficial con capacidad ejecutiva, el Sargento Deverius, un Puño Imperial.

    Agamorr ya se encontraba en su puesto en el hangar cuando llegaron las alarmas de salto. Mentalmente dio las órdenes necesarias para ponerse en contacto con el CapitánVorkosig.

---Capitán, ¿Todos los sistemas e informes son correctos? ---El comunicador aumentaba la sensación de artificialidad de su voz y todavía no se había acostumbrado a ese sonido.

---Hermano Agamorr, todos los sistemas y las diferentes secciones de la Imperator Gloriae está en plenamente operativa tras el paso por la Puerta estelar. ---El Capitan sonaba seguro y eficiente, sin ningún atisbo de duda en el tono de voz. Se notaba que estaba acostumbrado a dar órdenes y a la presencia de astartes.

---Muy bien, felicite a la tripulación. Otra cuestión, ¿tenemos las coordenadas de contacto con la Redemption III?

---Hasta el momento no tenemos contacto de ningún tipo, nuestros astrópatas están despertando y todavía no es recomendable forzar su actuación.

---Muy bien capitán, cuando tenga cualquier tipo de información respecto a ese asunto, no dude en ponerse en contacto. El Dios-Emperador provee.

   Se escuchó la respuesta ritual y el sonido de corte de la comunicación retumbó dentro de los oídos de Agamorr, la exposición al vacío provocó muchos daños porque la servoarmadura estaba bastante maltratada por los diferentes ataques que soportó en ese fatídico combate, pero no perdió el oído. Los ojos y nariz se congelaron y necrosaron rápidamente por la existencia de una microfisura en el casco pero se salvaron sus oídos al autorrepararse gracias al Dios-Emperador. Tras la recuperación y la decisión de su enterramiento en el sarcófago de éxtasis, se decidió conectar los nervios ópticos que quedaban sanos con los sensores visuales de la máquina y el audio también fue conectado directamente a los nervios, aunque los tímpanos quedaron sanos.

   Unos segundos después conmutó el sistema de comunicación para ponerse en contacto directamente con el Sargento Deverius. No tardó más de varios segundos en responder con voz calmada, suave y grave.

---Honorable hermano, ¿Qué desea? ---Siempre conciso, Deverius nunca malgastaba palabras ni tiempo.

---Hermano Sargento, tengo dos tareas que necesito que realice antes de encontrarnos con la célula de la Inquisidora Lillith. La primera es que defina adecuadamente dos grupos de kill teams, uno de ellos con la idea de ser desplegados en todo momento y que serán los que se encuentren bajo el consejo del Interrogador Callidon y sus compañeros. Este grupo tendrá autonomía de decisión en las misiones de campo, aunque el Interrogador les acompañe y responderán solo ante mí. El segundo equipo, estará bajo sus órdenes y quiero que seáis tanto una fuerza de refresco como de acción rápida y directa si hay contacto con eldars oscuros. ---Era una decisión muy meditada, necesitaba satisfacer todos los objetivos y a priori tenía suficientes elementos de campo como para realizarlo.

---Venerable, ¿considera adecuado que el hermano Angelion se ubique en el segundo grupo? ---La pregunta se realizó con tono neutro, pero tenía una intención clara, Deverius estaba evaluando posibilidades.

---Muy acertada decisión, ---el timbre de la voz, aunque estuviese distorsionado por la estática y la comunicación por radio, dejaba clara la satisfacción por la sugerencia ---Angelion, como buen hijo de Lion El’Jonson, estará atento a la aparición de cualquier DEscarriado y últimamente han llegado informes desfavorables sobre su comportamiento. Lo quiero en su grupo y bajo su mando.

    Agamorr ya había previsto esta solución al tema de Angelion, pero que el propio Deverius hubiese tomado la decisión de asignarlo al grupo de apoyo, le relajó ya que no necesitaba imponerlo, lo que si quería dejar claro es que Deverius lo tuviese cerca. Sabía que no se caían bien, pero esos sentimientos no tienen cabida en Deathwatch.

---Así será. ¿Y la segunda tarea? ---Si la orden no le agradó, no se notó en la respuesta.

---El hecho de que estemos en una misión de tiempo indefinido no es excusa para dejar de lado determinadas obligaciones. Es cierto que en el Sector Calixis tenemos muchos menos puestos de escucha que en Jericó, pero será necesario, siempre que se pueda, visitar los puestos que existan cerca de nosotros. También sé que la presencia de Hermanos de Deathwatch es rara, así que nuestra visita podría ser un estímulo para nuestros siervos y hermanos acantonados en este sector.

---¿Y eso no entrará en conflicto con los posibles planes del Interrogador?

---Es muy posible, pero tenemos obligaciones y lo debe entender. ---La respuesta fue rápida y contundente. Por mucho que sintiese algo de aprecio por esos humanos, cada cosa tenía su tempo y existía un orden de prioridades muy diáfano para Agarmorr.

---No auguro un buen entendimiento entre este Interrogador y nuestra misión. Es un humano falto de experiencia de mando y menos con astartes. Mi opinión es poner un intermediario humano, un siervo nuestro a modo de mediador y así éste podrá tratar mejor con él y a nosotros nos entorpecerá menos en nuestras labores.

---Tendré en consideración su propuesta, Hermano Sargento. Nada más. El Dios-Emperador Protege.

   Otro chasquido y se encontró recluido otra vez en su sarcófago, un reducido espacio que le mantenía con vida pero que le separaba de la vida. Aunque fue sometido a un condicionamiento hipnagógico para eliminar la sensación de claustrofobia, el saberse consciente y mutilado todavía le quitaba el sueño. Tendría que acostumbrarse a su actual situación porque si el Dios-Emperador no mediaba, viviría muchos años.


   Mientras tanto, en el puente de mando de la Imperator Gloriae todo era un hervidero de personas, servidores, luces y sonidos. Todo el personal estaba terminando de realizar todas las comprobaciones y ultimando los informes para ser enviados al Capitán. Vorkosig, enfundado en un uniforme de oficial naval, negro como la noche y con la insignia de Deathwatch en el hombro derecho, se ajustaba a su torcido cuerpo a duras penas. Los servos del brazo, los conductos que salían del pulmón izquierdo y conectaban con el cuello, hacían que la pechera estuviera completamente parcheada para poder dejar paso a toda esa parafernalia. Los hermanos apotecarios del Capítulo se habían ofrecido más de una vez para cambiar esos obsoletos implantes de circulación y ventilación, que suplían la falta de pulmón y los vasos sanguíneos dañados por unos de mayor calidad y mucho menos aparatosos pero siempre se habían encontrado con el mismo problema, cada vez que sumían en un sueño profundo al capitán para comenzar la operación, éste entraba en parada cardiorrespiratoria y debían reanimarlo y despertarlo para evitar su muerte.

   Vorkosig estudiaba minuciosamente todos los informes en las pantallas que se desplegaban alrededor del trono gracias a la celosa y eficiente acción de los servocráneos. Un guardiamarina se acercó respetuosamente al trono y carraspeó levemente, buscando la atención del comandante pero lo que consiguió fue quince minutos de interminable espera seguida de un leve gesto con la mano dando permiso para hablar. La información era escueta pero no por ello poco importante. Ya tenían destino dentro del sector. Tras consultar los mapas estelares cargados en el cogitador de navegación, torció el gesto mientras mascullaba algo parecido a “lejos pero posible”.

   Con todos los datos organizados y las consultas al Navegante sobre las mareas del Inmaterium, comenzó a definir la ruta de entrada al Empireo y dio las pautas de navegación con gestos cortos y enérgicos. Los Guardiamarina encargados del pilotaje se apresuraron a tomar los mandos y la barcaza comenzó a moverse por el espacio con un impulso constante. Según las cartas astrales estaban en una zona cercana a un campo de asteroides que es trabajado por las naves mineras del Dios-Máquina para los mundos forja y eso significaba que era una zona bastante transitada por la marina mercante. Eso facilitaba el viaje y las zonas de entrada estaban bien identificadas, de forma que Vorkosig pasó a informar al Hermano Agarmorr sobre el destino de la barcaza. Debían viajar un mes por el espacio real hasta llegar al punto de salto y después, según los cálculos del navegante, dos semanas de viaje hasta llegar a Opus Macharius, un mundo forja en el Subsector Drusus del Sector Calixis y allí entrar en contacto con la Redemption III, una fragata de un comerciante libre, perteneciente a una familia con carta  de comercio firmada por los Lores de Terra pero relativamente joven, según los datos de obtenidos del scriptorum digital, con no más de 1000 años de vida.

   Durante el viaje por el espacio real, la tripulación tuvo que corregir dos veces el rumbo por la detección por los sensores dos convoyes de carga de mineral y eso significó que el viaje se alargaría una semana más hasta el punto de entrada en el Empíreo y además realizar una maniobra de entrada complicada por el vector de acercamiento que debían tomar. La nave llegó en la fecha y vector de acercamiento predicho por los cogitadores y la última fase de acercamiento fue abordada por el propio capitán. Las alarmas de entrada al Empíreo sonaron por toda la barcaza y la tripulación se preparó para la transición. Fue un trago un tanto duro, los campos de protección se activaron bruscamente y la desorientación que creaban en todos los seres vivos fue brusca, tanto como que más de un marinero tuvo que pasar después por apotecaría para mitigar migrañas y mareos agudos. Además la velocidad de acceso fue mayor que la recomendada por los cogitadores y eso provocó una onda expansiva que se proyectó hacia el Inmaterium, cosa que preocupó a Vorkosig y aumentó intensidad de campo Geller, campo protector frente a la naturaleza disforme. Cuando se cerró la grieta formada en la realidad tras la barcaza, un estampido se notó por toda la estructura, vibró y se quejó. Después el capitán niveló y realineo la barcaza, compaginó aceleradores de empuje y, después de confirmar que todo era correcto en la situación de la zona de entrada en las holopantallas y pidió todos los informes de todas las cubiertas y sistemas.

   Después de dos semanas de viaje por la disformidad, la Imperator Gloriae surgió en el punto nadir del sistema Opus Macharius. Los sistemas, sensores volvieron a la vida y los portones de protección se elevaron para presentar a los tripulantes localizados en el puente de mando el esplendor del sistema. Los radares y sensores activos de largo alcance comenzaron a señalar la presencia de diferentes naves, pero a Vorkosig solo le interesaba una en concreto. Presionó a los guardamarinas que estaban en sensores pidiéndoles resultados y eficiencia, quería dar la noticia de la identificación de la fragata cuanto antes al Hermano Agarmorr, pero no tuvo que esperar mucho, uno de sus hombres se volvió mientras gritaba “¡Señor la tengo!”



   Y la Imperator Gloriae se presentó para su servicio.