jueves, 15 de abril de 2010

Sistema D20

Hola a todos,
Hoy me gustaría hablar un poco sobre el sistema de juego d20. Es un sistema que en un principio me costó un poco pillar, y reconozco que aún hay cosas que no me cuadran. Mi bautismo de dados fue con el ESLA, es decir, con el sistema del Rolemaster pero en el mundo de JRR Tolkien, sistema que no es muy intuitivo. Después me tocó elegir un juego para dirigir dentro del grupo y, aunque probé un par de ellos (Star Wars D6 y AD&D), me decidí por el Stormbringer... influenciado por las novelas de Moorcock que por esas épocas estaba leyendo. Este sistema fue y es el que más me convence como mecánica porque tiras un dado de cien: si está por debajo lo haces, si no fuera. En combate me parece bastante flexible y "justo". El sistema d20, iniciado por el D&D 3.0 o D&D 3.5 y la OGL, me parece un sistema demasiado simple, me parece que se basa en la valoración del Dungeon Master (DM) de las dificultades y de los niveles de los personajes. Se que el juego y muchos módulos tienen bastante bien equilibrados e identificados las dificultades pero siempre el DM tiene la última palabra y si no calibra bien las situaciones o el grupo está muy descompensado en cuanto a niveles, las acciones se hacen bastante cuesta arriba... sin contar el combate y las matemáticas de los puntos de daño (otra cosa que no me parece muy bien hecho). Los juegos con el sistema de Chaosium o el de Rolemaster, en ese aspecto, me parece bastante más claro.
Reconozco que es un sistema muy sencillo, el núcleo de las reglas es rápido de aprender, pero una persona que lo conoce bien puede hacer verdaderas barrabasadas... Aún así, es uno de los sistemas más extendido gracias a la OGL.
En definitiva, es un sistema muy utilizado y sencillo pero, que depende directamente del criterio del DM, es decir, que es bastante subjetivo. Algo que no me parece muy bueno para un sistema basado en el azar.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada