lunes, 4 de octubre de 2010

Hermana de Batalla

Hola a todos y todas,

  Una de las cosas que puede levantar tanto suspicacias como anhelos en Warhammer 40.000 (W40K) son las Hermanas de Batalla. Este grupo de combatientes apareció en el Universo de W40K hace una ediciones y se presentó como una alternativa femenina a los marines espaciales. Claro, como podéis pensar, los de Games Workshop no lo dijeron así pero eso era.
  Las Hermanas de Batalla son un cuerpo militante de la Esclesiarquía y se organizan del siguiente modo, hay dos divisiones, Convento Prioris en Terra y Convento Sanctorum en Ophelia IV, y después se subdividen en Órdenes y Monasterios. Son unidades formada sólo por mujeres. Posteriormente se encauzó su historia hacia la Inquisición y actualmente las Ordo Sororitas son el brazo armado de la Ordo Heréticus tras la Reforma Thoriana. 

  En Dark Heresy un jugador se puede hacer como personaje una Hermana de Batalla... siempre y cuando tenga a mano un ejemplar del Inquisitor Handbook (porque el Manual del Inquisidor todavía está en preparación en EDGE). Es un personaje que tiene mucho jugo a mi parecer... y además yo limitaría el mundo de procedencia casi a dos: Imperial y Schola Progenium... otro mundo que aparece en el Inquisitor Handbook. Son personajes que deben representar lo que se entiende como pureza de fe en este mundo... es decir, fanatismo sin duda alguna. Además si en el grupo hay algún clérigo, ya tienen un referente del que acatar órdenes y medio rendir cuentas (digo medio porque en realidad al único que le deben cuentas todos es a su Inquisidor). En la carta de avance hay tres rangos comunes para todas (Novicia, Cantus y Constantia) y tras el tercero, la Adepta debe elegir el camino de la erudición (Diologus), de cuidar por la salud (Hospitalaria) o de centrarse en las capacidades combativas (Militante). Aún así, las otras dos ramas también tienen un alto entrenamiento militar.


  Una posibilidad es crear un grupo de Sororitas guiadas por un Clérigo de mayor rango o por una Hermana superior en rango que han sido requeridas por algún Agente del Trono (Inquisidor o Hierofante) para actuar de forma expeditiva sobre una comunidad que abiertamente se ha visto herética. A partir de aquí cada uno puede trastocar la trama principal con lineas secundarias paralelas o confluentes con el argumento principal.
  Otra posibilidad... y esta es más dura para el jugador, es que la Hermana de Batalla ha caído en desgracia a ojos de su superiora y ha sido desterrada como Penitente del monasterio y el Inquisidor de turno la ha tomado en una de sus células. Esta hermana ha de expiar sus pecados con actos de costricción tales como entrar en combate sin protección física, solo con la Fe al Dios-Emperador.

En definitiva, es un personaje interesante y con historia previa jugosa pero difícil de llevar... además de salir bastante bien equipado de primeras.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada