lunes, 18 de octubre de 2010


 A partir de una Preceptoría de las antiguas Hermanas de Corazón Valeroso, la Orden Menor de Nuestra Señora del Escudo actúa en el Sector Calixis. Está formada por una Preceptoría o Casa Malloris, tres Comendadorías y varias misiones. Administrativamente depende del Convento Sanctorum y responden ante La Canonesa Superiora de la Orden de Nuestra Señora Mártir, pero en la práctica, por cuestiones de comunicación, responden ante el Gran Inquisidor Caidin. La Canonesa Preceptora Goneril es la Hermana de Batalla que se encuentra a la cabeza de la Orden y gran parte del tiempo en Scintilla. La Preceptoría se encuentra en el Mundo Altar Valon Urr, en la Demarcación Golgenna. Las Comendadorías están en Piedad de Seth (Mundo Altar, Adrantis), Veneris (Mundo Altar, Marca de Drusus) y Cubil Nevado (Mundo Fronterizo, Demarcación de Josian). Las diferentes misiones se distribuyen por las ocho divisiones administrativas del Sector. 

 Una localización curiosa para una Misión es ND0/K4, un mundo minero, un gigante de gas que presenta dos satélites y tres plataformas extractoras de gas. El Adeptus Mechanicum tiene una importante presencia en este mundo, ya que son los más cualificados para obtener la materia prima tan deseada... pero el Ministorum hace mucho decidió instalar una Misión de Nuestra Señora del Escudo para poder tener vigilados a los Tecnosacerdotes.
 Otra localización curiosa es Kalf, un mundo frontera de la Periferia. En este mundo la Misión consta de 10 Hermanas de Batalla, una Hospitalaria de la Llama Eterna y dos Famulatas de la Orden Menor de la Llave de Plata además de una Psíquica y un Astrópata. Estas Hermanas fueron guiadas hasta hace poco por la Hermana Palatina Lellyth, pero ahora es la Hermana Celestial Desiré. Es una Misión pequeña pero por su localización es importante  porque se encuentra muy cerca de Avitohol, un mundo prohibido porque en el 503.M41, mientras se daban altercados importantes en Cubil Nevado por la aparición de la Esterlla Tirana, brotó un Culto Impío muy parecido al infame Aquelarre de Nnestteus. Cuando llegó la información a oídos de la Canonesa Goneril, ésta recordando la historia de su Orden Madre, mandó todos los efectivos que tenía para purificar Avitohol. El resultado fue una masacre, pero quedó patente que la mancha de los Poderes Ruinosos no se iba a eliminar tan fácilmente del sistema, así que se instaló en Kalf una Misión con órdenes de vigilancia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada