viernes, 8 de abril de 2011

Finales Trágicos

Hola a todos y todas,

  Finales Trágicos es una mirada a Daemon Hunter, el próximo suplemento para Dark Heresy... publicada la entrada en la página de FFG el 31 de marzo de 2011.

  Hace dos semanas, anunciamos (traducción aquí) Daemon Hunter, el próximo suplemento para Dark Heresy. Una poderosa herramienta para campañas diseñadas para los sirvientes de la Ordo Malleus de la Inquisición, Daemon Hunter contiene información y ambientación sobre la Ordo Malleus en el Sector Calixis, de la profesión de Cazador de Demonios y de la Armería Malleus. Hoy, el diseñador de Dark Heresy se toma un tiempo para compartir algunos detalles adicionales sobre este excitante título.

  Daemon Hunter da al Director de Juego y a los jugadores la posibilidad de contar historias que tienen temas profundos y poderosos. En un universo siniestro como el 41º Milenio hay tragedias todos los días. El número de muertos de un día cualquiera en el Universo de Warhammer 40.000 es incontable y el furor de la guerra, inexorable. En un mundo así, ¿qué se podría calificar como trágico?

La Batalla Interminable.

  El Heroísmo real es fácil de reconocer en Warhammer 40.000. Son esos que se enfrentan a la insoportable marea de la Disformidad, y a través de la resistencia, aunque sea por un momento. Un Héroe es algunas veces aquel que lucha, sabiendo que su enemigo nunca puede ser realmente vencido. Tragedia, por lo tanto, son los acontecimientos que ocurren cuando los guardianes caen. Las vidas que se pierden cuando una solitaria escuadra de guardias no pueden mantener la línea en el momento crucial. Las almas devoradas por el caos cuando los Acólitos fallan al impedir el ritual de un Hechicero.

  Algunas tragedias, por lo tanto, son tan siniestras como cuando un campeón tiene que convertirse en un monstruo para rectificar su propio fallo. ¿Qué hombre puede mantener bajo control su cordura cuando debe extinguir la vida de todo ser humano de un planeta entero... porque él ha fallado?

  Esta es la naturaleza del Exterminatus. Es el último recurso en el arsenal del Inquisidor usado para contener las manos de la oscuridad en el minuto decisivo. Una elección terrible que un Inquisidor debe encarar cuando sus sirvientes han fallado contra lo demoníaco, herético o alienígena. En Daemon Hunter, el equipo de redacción fue capaz de hacer frente a esta elección horrible, discutiendo cómo los Inquisidores en el Sector Calixis optan por aprobar tal acción, y la forma de hacerlo.

El peso de las Palabras.

  El pragmatismo brutal requerido por un Inquisidor puede conducir incluso a la mente más fuerte hacia la locura, y el Ordo Malleus dentro de Sector Calixis ha tomados medidas para aliviar parte de esta carga. Un Inquisidor no se encuentra solo en su decisión de declarar un Exterminatus. Tiene al Collegiate Exterminatus para consultar. Compuesto por Banishers, Inquisidores, Altas figuras de la Eclesiarquía y miembros de la Scholariate de Armas, este grupo aconseja a Inquisidores, asumiendo hasta cierto punto, a un menor grado, parte de la terrible carga que ellos llevan.

  Por supuesto que situaciones como esas demandan acciones rápidas, y un Inquisidor debe actuar rápidamente algunas veces. Con Daemon Hunter, esas trágicas leyendas pueden ser contadas. La historia puede comenzar  con una célula de Acólitos que elijan pagar muy caro la consecución de un momento crítico contra una Incursión Demoníaca inevitable. La historia puede continuar con un Inquisidor liderando a unos Caballeros Grises contra legiones del Caos que pululan por ciudades imperiales de planetas condenados. Finalmente la saga termina con un Inquisidor desesperado a bordo de un un crucero de combate mandando a sus acólitos otra vez a una muerte segura, a activar la bomba vírica antes de que las fuerzas del Caos habran una brecha en  el puente de mando de su nave.

  Daemon Hunter proporciona a los DJs las herramientas que necesitan para contar estas historias en la "Siniestra oscuridad del Futuro Lejano". Los jugadores toman el rol de Héroes llevando la antorcha en la infinita oscuridad de la locura y la deformación. ¿Sobreviviréis lo suficiente como para estar entre los mitos de Warhammer 40.000... o vais a ser solo una estadística mas en los registros de algún Lógico del Adeptus Ministorum?.

Un saludo a todas y todos.

4 comentarios:

  1. Magnifico aporte, compañero y querido director de juego.
    Solo con leer esta pequeña introducción a lo que seguramente sea un libro imprescindible en toda biblioteca que se precie de warhammer 40.000, se me ponen los pelos como escarpias de solo imaginar las magníficas aventuras que le esperan a mi confesor.
    Y aprovecho esta oportunidad para agradecerte, el esfuerzo que inviertes en estos pequeños rincones en el ciber espacio, que hacen volar nuestra imaginación y en especial esas partidas de los fines de semana que los hacen no ser un fin de más de tantos.

    Thanyou.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias... me voy a sonrojar (mentira). Ya le había echado un ojo junto con el Blood of Martyrs, y ya veo que van a ser necesarios que los adquiera, lea y mejore mi inglés jejeje.

    Gracias por escribir.

    Un saludo y espero verte este fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Muy guapo... y yo que con el título del post me esperaba el "típico" final de una partida de la Llamada de Cthulhu...¿porqué será? xDDDD
    Muy guapo de verdad, al final conseguirás que me lea por lo menos el básico y el Purgad a los Impuros (que son los que tengo: aunque criando polvo).
    Venga, un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias :) Entiendo lo del la idea de la Llamada jejeje.

    Te recomiendo que le eches un ojo primero al trasfondo del básico y te mires Esclarecimiento, la aventura.
    Purgad a los Impuros son un conjunto de aventuras relacionadas... de las cuales he jugado dos con mu grupo.

    Creo que voy a poner una encuesta pidiendo consejo de qué libro de la serie de Dark Heresy os gustaría que reseñase...

    ResponderEliminar