sábado, 28 de mayo de 2011

Bases de la dirección, Gusto u Obligación.

Hola a todos,  


  En las bases para la dirección que he comentado en esta entrada ya hay un Director de juego (Dj), pero para empezar es bueno saber cómo se ha llegado a ser Dj. Dependiendo de esta llegada al puesto de dirección, se tiene una actitud u otra... aunque sea inconscientemente. Porque a la Dirección del un juego de rol se llega de dos formas: se elige o se impone por el grupo.
 
  La llegada por imposición se suele dar cuando ya existe un grupo de juego y dentro de ese grupo, de la forma que sea se ha elegido, y te ha tocado a ti. En esa situación, el nuevo Dj tiene el obligatorio gusto de preparar la partida, la sesión y esto puede hacer que no se esté completamente centrado en ese hecho. Esto casi siempre se da de forma subconsciente porque es un juego y es un momento de ocio para todos, pero los jugadores pueden darse cuenta que hay momentos flojos en la partida, o en la guía o falta de la misma, o incluso se puede ver cierta reticencia a empezar la diercción. No digo que ocurra siempre ni a todos los que nos ha tocado dirigir, pero si es algo lógico que se de. En el caso que te haya tocado y no te hayan "impuesto" el juego o la ambientación (hay grupos que solo juegan a D&D o Traveller...) elige tu la que más te guste y la que mejor conozcas, eso da confianza a la hora de crear aventuras e hisorias. Ese es mi único consejo, la verdad.

  En el caso de no poder elegir porque en ese grupo se juega a un solo juego o el resto de jugadores ha elegido un solo juego, entonces lo que hay que hacer es intentar interiorizar la ambientación, es decir, intentar quitarte posibles prejuicios sobre ella, eliminar la visión previa dada por otros directores y formarse la propia, la visión que quieres plasmar y la forma de cómo quieres plasmarlo. Para ello se hace necesario leer el libro... pero no pararse en la mecánica o cómo hacer el personaje, sino verlo por encima y centrarse en la parte de ambientación que tenga ese juego o si está basado en novelas, leer alguna de ellas. De ese modo ya te empiezas a formar una idea fundamentada de dónde va a discurrir todas tus historias. Si tras hacer esto durante un tiempo no eres capaz de formar en tu mente nada, o ves que no te gusta, lo mejor es hablarlo con el grupo y busca una solución. No es nada bueno darse cuenta en medio de una sesión que ese juego y esa ambientación no gusta, porque así la revientas a todos y una de las peores cosas que pueden ocurrir es desvirtuar de este modo una ambientación, lo se por experiencia... me pasó con Traveller y Fading Suns.

  La situación contraria es cuando uno elige conscientemente que quiere dirigir. En este caso casi siempre se elige previamente el juego antes de el grupo... o a la vez.  Así, el Dj ya ha elegido y asumido la ambientación. Aquí el trabajo está "sólo" en "convencer" al grupo sobre el juego y la ambientación. La forma de conseguirlo pasa por explicar la ambientación y por hacerla atractiva a los ojos de los jugadores, en este momento te conviertes en un vendedor con el objetivo de conseguir una venta y una comisión.

  La situación intermedia entre gusto y obligación es consensuación, es decir, si uno es elegido para dirigir, se le deja que tome el juego con el que más seguro se sienta. Otra forma es que todos sean directores de diferentes juegos y que cada cierto tiempo dirija uno, así todos los jugadores pasa por el papel del Director, saben lo que es o lo que puede ser y además el resto pueden ver otras formas de dirigir... porque cada maestrillo tiene su librillo.

Tras esto, ya hablaremos de la ambientación y el juego como una base de la Dirección.

Bueno, un beso a ellas y un abrazo a ellos.

6 comentarios:

  1. Me parece muy curiosas algunas de las cosas que mencionas. Yo no entiendo muy bien lo de las imposiciones o lo de que los jugadores se emperren en jugar a una u otra ambientación. Para mí el rol es rol. Siempre diré que disfrutaba igual jugando a Star Wars que a Far West, a pesar de amar al primero y resultarme completamente "inatractiva" la ambientación del segundo.

    Em mi grupo el dj de turno decide lo que dirige. El que quiera bien, y el que no a su casa XD (cosa que no se sucede).

    ResponderEliminar
  2. Entiendo que pueda sonar raro... pero en mi grupo hay una persona que no juega a varias ambientaciones y otros se niegan a jugar a Star Wars D20. Si el grupo está formado por seis personas, que una diga que no juega... pues vale, pero si el grupo es de 3 personas, si una se niega a jugar a determinada cosa, no se juega. Y en grupos pequeños puede ocurrir. A mi también me ha pasado lo de "Diriges si o si" porque nadie mas estaba mínimamente dispuesto.

    Aunque lo normal es consensuar si hay varias ambientaciones o gustos. También lo interesante es que todo el grupo dirija.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Alucino colega. Desde mi perspectiva es incomprensible. o_O

    Yo desde luego no voy a obligar a alguien a jugar a algo que no quiere, pero tampoco voy a dejar que no me dejen dirigir lo que quiero. Mientras tenga 2 jugadores me vale.

    Me parece un poco fuerte que teniendo en cuenta que el que se curra las cosas es el dj, que haya gente que se pueda permitir negarle dirigir algo, o peor aún, hacerle sentirse obligado a dirigir otra cosa.

    Para mí dirigir es un acto complejo, de documentación, reflexión, de preparar música, pnjs, tramas, etc; en resumen algo que me exige tiempo, trabajo y mucha motivación, para lo que me es fundamental que lo que voy a dirigir me apetezca mucho.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, yo se que puede ocurrir eso... y en mi caso particular he de decir que aunque se han dado bastantes de las situaciones que comento en la entrada, se han solucionado adecuadamente (cediendo todas las partes) pero si se ha dado la particular situación de ser solo tres y que a ninguno de los dos le guste Fading Suns. Ya ves jeje.

    ResponderEliminar
  5. Creo que queda el Caso en el que empieza obligado y acaba cogiéndole el gustillo a dirigir.

    ResponderEliminar
  6. Si, es verdad que quedaría esa opción... si se puede dar el caso que se empiece por obligación, que no haya otras personas y que se acierte con el juego, le guste al director y quiera seguir con ello. Pero desde mi punto de vista, han de ser partidas muy placenteras para que una obligación se convierta en gusto.

    Pero si se puede dar :)

    ResponderEliminar