viernes, 27 de septiembre de 2013

Guerras Ofídeas, sesión 12





  Los desperfectos de la Redemption III fueron tratados con el mimo y reverencia que debe una nave de ese tipo y en el lugar donde fueron tratados, ya que los astilleros de Opus Macharius estaban bien dotados para estas reparaciones, tanto de material como de personal. La reparación duró un mes y así fue anotada en el cuaderno de bitácora del capitán. Éste, molesto por los incidentes que se están dando, uno tras otro, desde la llegada de los acólitos de la Inquisidora Lillith, empieza a plantearse alternativas.

  Durante ese mes, Callidon, Tybalt y Escarlata tuvieron el viaje de vuelta desde Sephenis Secundus, viaje que fue tranquilo y falto de incidentes, pero con un par de reuniones donde trataron y valoraron la situación en la que se encuentran tras el anuncio por la holored, además de otras cuestiones pendientes.

  También durante ese tiempo pudieron adquirir el último componente que necesitaba Titus para volver a la vida, un cogitador cerebral implantado en la parte del cráneo no recompuesto. Y esto fue otro problema, pero esta vez para los acólitos ya que los Magus biologis que trataron a Titus detectaron el virus que tenía y lo tuvieron en cuarentena, una vez “reparado”, hasta que estuvieron seguros que ese ente que se encontraba en su sangre no fuera peligroso. Para ello realizaron una serie de experimentos que, posteriormente replicaron en el momento que Callidon se encontró en el sistema. La conclusión que obtuvieron es que este nuevo ente, de naturaleza no clasificada tenía capacidades para regenerar tejido de servidores pero el nuevo ser producido no era anatómicamente viable y moría a las horas y autodestruyéndose dicho virus. En animales, la muerte del mismo era instantánea, con el mismo resultado para el virus. Con cuerpos de humanos muertos, éstos volvían a la vida, con voluntad y conocimiento pero tras tres días de vida, morían y con humanos vivos, tras tres días después de la inyección, morían. Estos cuerpos eran incinerados y radiados para limpiar todo resto. En este punto, el Adeptus Mechánicus pidió mantener muestras de sangre de Titus y tras unas negociaciones, Callidon consiguió un transpondedor fantasma, a cambio un vial de sangre.

  También llegó un nuevo tripulante, o contacto… o correo, no se sabe muy bien, es un ratero que se presentó en la puerta de embarque de la Redemption III, una vez ya reparada, pidiendo audiencia con cualquiera de los integrantes de la célula LO3 y como no lo entendían, pasó a manos del Arbites Dredd y el actual jefe de seguridad interna de la Redemption, Tyto Alba, uno de los pocos supervivientes del incidente Zel Tertius. Este chaval, que se hacía llamar Ángel, no dijo nada relevante durante los interrogatorios a los que fue sometido por los arbites, sino que tenía órdenes de presentarse frente al jefe de la célula y que a éste se le diría la información requerida tras la clave correcta. Se notaba que no mentía y que parecía haber hecho este tipo de trabajo más de una vez, también se percataron que entendía adecuadamente el lenguaje del grupo, así que consideraron dejarlo bien alimentado pero en una celda hasta la llegada de Callidon.

  Esta llegada se dio después de recoger y sacar de la cuarentena a Tytus. Se le informó adecuadamente de
la situación y fue a ver a Ángel, acompañado siempre de Tybalt (Zancos) y de Escarlata. En el momento que se vieron, Ángel identificó a Callidon y le informó que tenía un mensaje de la Inquisidora Lillith para el, cuando le pidió que se lo diera, simplemente se encogió de hombros y dijo que sin la instrucción adecuada, no conoce el mensaje. Tybalt estaba escaneando al chaval con sus poderes cuando se percató de dos cosas: que la semilla de la psinisciencia estaba germinando sin control aparente en el interior del Interrogador y que existía un cierre psíquico a modo de mordaza en una zona del cerebro del chaval. Con todo, consideraron necesario hablar con el astrópata de la nave, a ver si les daba más información. Reinaldo Herth, el jefe del coro astropático, les recibió en sus aposentos, un lujoso camarote, que por experiencias anteriores, era un camarote más grande de lo que veían. Estaban en una sala acristalada, una de las pocas que existen en la nave, de unos 40 metros cuadrados, de suelo de mármol blanco veteado con rosas, pulido y pulcro, alfombras malfianas y otras más extrañas, varios cuadros con holopinturas del estilo imperial temprano donde se podían ver escenas de batallas navales, un escudo nobiliario con varios símbolos y bajo el estaba la palabra Herth, dos mesas, una redonda y baja con sofás y mesitas supletorias junto con un mueble bar bien surtido y otra más grande, negra y de aspecto pesado, centrada con respecto a la estancia y con sillas de madera oscura. En esa estancia escuchó la petición del Interrogador e hizo una exploración del sujeto. Ángel notó cómo unos dedos entraban en su cerebro y al llegar a un lugar que el no sabía identificar dentro de su cabeza, empezó a notar un dolo lacerante. Rápidamente dejó de sentir ese dolo, pero la sangre corría por su labio, saliendo de su nariz. Reinaldo informó que este hombre tenía un condicionamiento psíquico generado mediante técnicas de psicohipnosis y protegido con una capacidad psíquica, ya que es un psíquico latente. Todo intento de forzar esa protección, podría llevarlo a la muerte. La forma de desbloquear es decir o hacerle ver algo que actúe como llave y abra esa parte del subconsciente, el riesgo está que la protección está definida para dañar al correo si se utiliza las palabras o imágenes no adecuadas.

  El saber que la Inquisidora se estaba poniendo en contacto con ellos hacía que su interés por el correo fuese mayor, de forma que Tybalt trató varias combinaciones de palabras, frases e imágenes para ver si conseguía desbloquear la mente, pero lo que consiguió fue que Ángel casi muriese por un shock. También, ya en privado y después de informarse de un incidente que hubo en la estación en el que estuvo implicado Callidon y sus poderes latentes, decidió comenzar a entrenar a su compañero en las artes de la psíquica… siendo conocedor claro del potencial peligro que es Callidon ahora para todos.

  Por último, antes de salir de Opus Macharius hacia Sentinel, o más conocido como Drusus, mundo altar consagrado a San Drusus, posible puerta al halo de estrellas, se dieron dos situaciones. La primera fue que Titus, ya recuperado empezó a trabajar en unos documentos obtenidos al principio de todo este embrollo, uno era una placa de datos donde se había volcado una ingente información sobre la Estrella Tirana y actuaciones inquisitoriales, y otra era una placa pequeña relacionada con Lillith donde el sistema de seguridad era muy alto. La segunda situación fue la llegada, identificación y puesta de servicio de una barcaza de la Deathwach, la Imperator Gloriae. Esto era solo conocido por una parte de la célula, así que en el momento que llegaron los códigos de información y de sumisión, el puente de la Redemption III se convirtió en un caos de incredulidad y miedo. El capitán dio la bienvenida al capitán de la barcaza y pasó la petición de reunión a la célula, mientras escuchaba a sus altos oficiales decir que si no tenían suficiente con una taza, ahora tenían un barril entero de caldo.


  Antes de comenzar viaje por el sistema y buscar el punto de salto, un cutter con todos los integrantes los acólitos pasaron a la barcaza, donde se realizó una breve ceremonia de cesión de poderes, una reunión aclaratoria y una cena. Dentro de la barcaza viaja una escuadra completa de la Deathwatch con un capitán muy especial, el Hermano Agamorr, marine que conocieron, les ayudó y dieron por muerto en el pecio espacial Ocaso. Ahora está dentro de un sarcófago de éxtasis imbricado al exoesqueleto de un dreadnougt y fue el que les dio la bienvenida.

Capítulo 10-11                                                                                                      Capítulo 13


2 comentarios:

  1. He de informar que quedan dos sesiones por actualizar...

    ResponderEliminar
  2. Ya están las sesiones colgadas, en concreto la sesión 13 y programada la última que se ha jugado como tal. Hay una sesión 15 que está siendo llevada con Deathwatch y hasta que no se resuelva la situación, no se volverá a retomar esta línea. Espero que sea pronto.

    ResponderEliminar