miércoles, 8 de septiembre de 2010

El que baila en el Umbral

Esta es la tercera entrega y última de la partida de Esclarecimiento jugada por mi grupo y dirigida por mi. Todo jugador que esté jugándola no debería seguir leyendo, contiene datos que desvela el final de la trama y desenlace.

  El grupo de Acólitos, siguiendo las indicaciones de Aristarcus fuero a buscar a la Cantamuertes, unos cuervos de Esquisto los recibió muy amigablemente pero tuvieron que refugiarse en su casa. En este momento tenían dos opciones, o se llevaban a la anciana cargándose a Kos'ke y resto de guardianes o razonaban con ella. En un principio, tenían la intención de llevársela si o si... pero el ataque de los cuervos y la tranquilidad de la mujer hace que el Clérigo empezase a hablar con ella. El psíquico, Zankos, estába muy inquieto ya que notaba cada vez más cerca la Disformidad. La conversación con la Vieja Cantamuertes fue fructífera y además consiguieron que les acompañase de vuelta al poblado de Desesperanza. Lo que consiguieron fue un libro don pocas páginas, escrito en gótico clásico y un tanto desgajado. Poco consiguieron entender a parte que ese lugar estaba maldito porque fue justamente el lugar donde San Drusus venció Al que Danza en el Umbral.



Rápidamente volvieron hacia Desesperanza, la ventisca y los cuervos habían desaparecido, pero a medio camino Zankos se puso demasiado nervioso y les hizo parar el camión en el que iban. Tras unos minutos mirando alrededor suyo les dijo que alrededor de Desesperanza había una cúpula de fuerza psíquica que medio aísla al poblado del resto de la realidad. Escarlata, la asesina, pareció ver algo en el interior del poblado y otra cosa que le llamó la atención: no había luces dentro del poblado pero si parecía existir un destello azulado.
Se acercaron cautelosamente varios acólitos mientras que el resto se quedó junto con la Cantmuertes a la entrada del poblado. Los que se acercaron fueron el psíqico, la asesina y el clérigo. Lo que vieron al acercarse fue que la Clota Llorona estaba destrozada y de la entrada de la Catedral sale un pulso de luz azulada.
No había nadie por la calle.
Los acólitos se acercaron a la puerta y lo que vieron les dejó de piedra. Vieron a toda la población de Desesperanza dentro de la Catedral y encima del altar estaba Aristarcus levantado en el aire, con los brazos en cruz y rodeado por una cantidad de objetos que giran a una velocidad alta y es el foco de la luz pulsante. El clérigo levantó una plegaria de protección y miró a su alrededor viendo que todos los presentes estaban tiesos, con los ojos muy abiertos y destilando terror. En ese momento, una masa de casi tres metros de carne con los rasgos parecidos a Skae, se movió de detrás de Aristarcus y se rió de los Acólitos, los despreció y se identificó como El que Danza en el Umbral, que esa envuelta solo era temporal y que esperaba que Aristarcus estuviese "preparado" para que el se pudiera encarnar y gobernar lo que consideraba suyo.
Los tres se dieron cuenta que algo oscuro del techo descendía hacia Aristarcus.
Decidieron atacar.
El combate fue corto pero estaba destinado a que los Acólitos muriesen, pero hubo un gesto por parte del Clérigo que hizo reaccionar a Aristarcus y romper la "jaula" que lo aprisionaba en el momento justo. Tocó una de las láminas que le rodeaban y todo estalló de forma que la luz desapareció, la ligazón que tenían aprisionados a los habitantes de Desesperanza desapareció y la Criatura-Skae murió.



Y así terminaron con el problema.

La aventura se llevó a fin en seis sesiones, donde hubo varias entradas y salidas de personajes porque en cada sesión había jugadores diferentes excepto tres, el núcleo del grupo. Consiguieron el objetivo final justo en el momento... y porque he de reconocer que quise.
La aventura está diseñada para jugarla como aventura introductoria pero el final es complicado de desarrollar y es bastante mortal. Mis jugadores eran de Rango 3 y si no modificase las estadísticas de la Criatura-Skae, en el segundo asalto estaba muerto. La trama no la veo nada mal y es interesante, pero la veo descompensada. Aún así gusto a mi grupo y me da pie a más cosas.

Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario